Entrevista | Ikelós: El heavy metal chileno está más vivo que nunca

Ni la pandemia ha detenido al Dios de las pesadillas.

Hace recién unos días, la banda santiaguina de heavy metal Ikelós liberaba el single ‘Voices in my head’, un pequeño adelanto de lo que será ‘Tréla’, su próximo álbum que promete ir un paso más allá en cuanto a lo que estamos acostumbrados a escuchar de Ikelós: guitarras estridentes, velocidad, técnica y mucho heavy metal underground de la vieja escuela.

Conversamos con Diego (guitarra) y Jaime (Voz) para conocer un poco más sobre esta agrupación que nació como un monstruo, un pequeño gigante musical de garage que prontamente comenzó a conquistar seguidores y lograr reconocimiento en la escena metalera chilena. 

– Cuéntennos cómo fueron los comienzos de Ikelós

Diego: La banda partió en 2012 como una mera entretención. Queríamos hacer algo distinto. Yo llevaba varios años en el circuito thrash metal underground. En algún momento le propongo a César (Massive Power) que me ayude con un pequeño proyecto de hard rock que tenía, algo que era sólo para pasar el tiempo. Nos conseguimos un baterista, éramos sólo un trío, pero el proyecto no iba para ningún lado y un día en vez de terminarlo le digo: ‘Sabes, tengo varias cosas escritas de Heavy Metal, tal vez podríamos trabajarlas’.

Lo primero que hicimos fue buscar una voz, que fue Jaime. En realidad todo coincidió de manera genial, ya en paralelo, Javier Alvaradejo me mencionaba que tocáramos juntos mientras Jaime contactaba a Manuel Aniñir para la batería. En ese momento, Ikelós cobró vida, sin llamarse aún como tal. Podría decirse que Ikelós es un monstruo que nació y creció bajo su propia voluntad.

Jaime: Yo estaba finalizando un proceso con Toxic Blood y comenzaba un proyecto de hard rock heavy metal con unos amigos cuando me contactó Diego. Le dije que podía probarme, pero mi prioridad sería la otra banda. Llegué al ensayo y me mostraron las maquetas musicales, que encontré geniales y para mostrar mi voz tocamos juntos ‘Prowler’ de Iron Maiden y Freewheel Burning de Judas Priest. Nos miramos de reojo mientras tocábamos todos juntos y desde ese día hubo solamente una banda principal en mi vida. 

Hablé con Manuel, que tocó conmigo en Toxic Blood, porque ya tenía camino recorrido haciendo heavy metal. Él había tocado en ‘Bad Joke’ y es parte de ‘Axe Battler’ hasta hoy. Llegaron el mismo día al ensayo con Javier y logramos sacar en poco tiempo el primer demo, con el que pudimos buscar un baterista más estable, ya que Manuel no podía permanecer con nosotros. Fueron unos primeros días geniales, que recuerdo con mucho cariño.

– Hablemos un poco de inspiración, de lo que los llevó -en parte- a ser Ikelós el día de hoy. ¿Cuáles son sus principales influencias?

Diego: Es una pregunta que me hago constantemente y que siempre va cambiando. Si tengo que nombrar algunos, diría que Andy LaRoque (King Diamond), Wolf Hoffman (Accept), la dupla Tipton-Downing y la dupla Smith-Murray

Jaime: Es difícil contestar esto porque somos cabros que escuchamos demasiada música. Vocalmente, mis influencias directas son Joe Lynn Turner (Rainbow, Deep Purple, Malmsteen) como la más importante, seguida por Steve Perry (Journey), Ray Alder (Fates Warning), Warrel Dane (Sanctuary, Nevermore) y por supuesto, un hombre que no necesita explicación alguna, porque su legado vive y vivirá por siempre, el ‘Enano Maldito’ Ronnie James Dio.

– Ikelós es una banda que ha experimentado un gran avance musical en el último tiempo, ¿cómo se sienten con este progreso y qué es lo que quieren lograr en el futuro?

Diego: Es bueno cuando terceros pueden notar un progreso. Para nosotros que estamos inmersos en el proceso, la verdad es que ni siquiera nos damos cuenta. Sólo hoy cuando escuchamos nuestros trabajos anteriores y luego lo de ahora, nos damos cuenta que hay un cambio. La verdad es que nos sentimos bastante bien al respecto, ya que nuestro principal requisito para escribir es que no venga de la cabeza ni del corazón, tiene que venir directo de las entrañas, de las vísceras, sin tanta idea preconcebida de ‘lo que debe ser’. 

Lo que nos interesa lograr es que, si bien, tenemos una línea heavy metal clásica, buscamos ser nosotros mismos. Mierda…amamos Iron Maiden, es la mejor banda del puto mundo, pero no queremos ni nos interesa ser ellos, sólo queremos ser Ikelós.

Jaime: Siempre he sido un seguidor de las historias complejas, HP Lovecraft, Stephen King, Tolkien y Clive Barker han sido lecturas obligadas y soñaba poder relatar mis propias historias. Siento que el proceso que hemos tenido ha sido de aprendizaje y hoy en día ya podemos relatar nuestras historias y musicalizarlas lo suficiente para que puedan cobrar vida propia. De esa forma, queremos lograr que quienes las escuchan puedan vivirlas y sentir cosas, no queremos que se conviertan en una canción más.

– ¿Qué es lo que creen que más ha mejorado Ikelós?

Diego: El lograr desmarcarnos de ciertas cosas que se ven obligatorias sólo por ser ‘Heavy Metal’ y ser lo más honestos posible con nuestra música.

Jaime: La puesta escénica que estamos trabajando. Ahora las historias comenzarán a cobrar más vida, ya que hace un tiempo anexamos lanzallamas para nuestros shows. Ahora contamos con otros artefactos que han ayudado a que vernos en vivo sea una experiencia mayor.

Musical e interpretativamente, hemos trabajo mucho desde que partimos. Muchos hemos tomado clases y nos asesoramos por gente que pueda hacernos mejorar en cada instrumento. Nuestra idea siempre será expresar y que el oyente pueda sentir.

– Están trabajando en nuevo material, ¿con qué se van a encontrar los fanáticos en el futuro al escuchar ‘Tréla’?

Diego: Se van a encontrar con un disco 100% honesto. Todo lo que hay ahí plasmado está escrito no desde la cabeza ni el corazón, sino desde las tripas, que es donde realmente se sienten las cosas. La gente cuando se enamora siente mariposas en el estómago o ardor en un momento de ira. Apelamos a lo mismo cuando estuvimos en el proceso compositivo.

Jaime: Soy un convencido de que la gente que consumimos metal, somos personas que tenemos rituales para esto. La mayoría son coleccionistas que disfrutan al comprar un vinilo, disco o cassette, para ver el arte de su carátula mientras le dan play y descubrir su concepto; siguen las letras de sus discos y artistas preferidos y ven las fotos inmersas para imaginar cómo esos músicos las tocarían en vivo. Los que adquieran este material, tendrán un disco en el que podrán descubrir todo un mundo trabajado bajo el alero del dios Ikelós.

– Tuvimos la suerte de escuchar un adelanto de su nuevo trabajo. El sonido que logran es un sonido bien ‘old school’, pero pulcro y orgánico, lo que lo hace bien refrescante, ¿a qué creen que se debe esta definición?

Diego: Nos gusta el sonido prístino del metal clásico, pero también usamos las armas que nos ofrece la tecnología del siglo XXI. Hay muchos discos increíbles en los 80’s que cuando hablas con los músicos que los hicieron, nunca quedaron conformes con el sonido, ya sea por recursos o por inexperiencia. Si ellos hubiesen tenido la posibilidad de hacer un mejor trabajo sonoro, lo habrían hecho. Por mucho que me guste la historia, si me mandas a la guerra, no voy a ir con un fusil de 1918, voy a usar el mejor armamento disponible. 

Respeto a las bandas que quieren sonar exactamente como se sonaba en 1981. Todo depende de la propuesta de cada uno, pero creo que la nuestra ya está clara.

Jaime: Hemos puesto muchos detalles en este trabajo y no queremos que se pierdan porque el sonido sea precario. Tenemos claro que nuestra música se generó hace 40 años, por lo tanto, es un deber evocar su esencia, pero al mismo tiempo, 40 años después, puedes usar los mejores estandartes posibles y generar una nueva aleación de metal. La idea es lograr que el oyente sienta que tiene a la banda en frente suyo tocando, que pueda diferenciar un dedo en el bajo, una uñeta en la guitarra y una batería que tiene distintos golpes y así convertir la música en una experiencia. Buscamos a profesionales que pudieran lograrlo y estamos muy conformes con ese trabajo.

– Son tiempos complejos, por eso nos gustaría saber cómo ha llevado la banda estos tiempos de pandemia

Diego: Estamos haciendo lo que se puede dentro de las posibilidades. Entre nosotros mantenemos una constante comunicación y somos una banda que se reúne bastante en tiempos normales, ya que vernos y comunicarnos es parte de la costumbre. 

En lo personal ya estoy un poco desesperado. Necesito subirme nuevamente a un escenario, lograr comunión entre lo que haces y la gente vibrando con tus canciones en un escenario. Esa es una de las mejores experiencias de la vida.

Jaime: Desde el primer momento decidimos ser responsables, así que nos quedamos en casa y hemos mantenido videoconferencias todas las semanas, tanto para enfocarnos en los movimientos de la banda, como para disfrutar el tiempo, porque somos muy amigos. De hecho, pasábamos más tiempo reunidos entre nosotros que con nuestras familias (risas).

Al principio ideamos unas viñetas estilo cómic metalero para entregar un mensaje de responsabilidad a la gente. Luego trabajamos un vídeo con cosas que podíamos hacer en nuestras casas, con efectos especiales y nuestra música de fondo. Fueron días muy entretenidos. También aprovechamos de trabajar y confeccionar nuestro nuevo logo, definir el tipo de arte que queríamos plasmar en la carátula del nuevo single, ver artistas y confiarle el trabajo finalmente a José Canales para que ilustrara el nuevo single. De esta forma buscamos entablar las bases de lo que será nuestra propuesta escénica en el show de lanzamiento, una vez que esto termine. La verdad es que con pandemia y cuarentena, no hemos parado de crear y avanzar.

– ¿Cómo vislumbran la escena metalera chilena post pandemia?

Diego: Es lo mismo que le consultaba ayer a mi bola de cristal (risas), pero la verdad es que no sé qué pensar. Creo que apenas termine esto, la gente saldrá en masa a retomar los conciertos y tocatas. Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, aunque la gran duda es durante cuánto tiempo. Claramente creo que existirá un antes y un después en todo orden de cosas y la escena musical no será la excepción.

Jaime: El resurgimiento de algo esencial entre la gente ligada a esta música maldita. Si estás leyendo esta entrevista, si trabajas en medios, si compras discos, si crees que cualquier persona antes de morir debe ver al menos un show de Iron Maiden en vivo, entonces tienes claro que la parte esencial está en vivir la música presencialmente y eso nos tiene desesperados a todos, sin excepción. Luego de tanto tiempo confinados, de seguro los eventos tendrán nuevamente su merecido público vibrando, gritando y exaltándose in situ.

En cuanto a las bandas, de seguro habrá muchos discos nuevos en poco tiempo, porque la necesidad de música jamás se detiene.

– ¿Qué se encuentran haciendo en estos momentos?

Diego: Planificando cautelosamente nuestros próximos pasos.

Jaime: Estuvimos enfocados en el lanzamiento de nuestro single que salió el 31 de Julio en todas las plataformas digitales, además de un vídeo que verá posteriormente la luz. Luego, el LP completo y la propuesta escénica para el lanzamiento en vivo. Ya estamos conversando las estructuras de los temas que vendrán en un trabajo siguiente.

Personalmente, gracias a la cuarentena he podido enfocarme en consumir buenos documentales de nuestra historia metalera como ‘Metal Evolution’,  ‘A headbanger Journey’ de Sam Dunn, ‘Murder in the front row’, ‘Get Thrashed’,Relámpago en la Oscuridad’ de Beto Zamarbide, entre varios más. Saber en qué parte de la historia te encuentras, te hace saber cómo formar parte de ella con tu arte.

– ¿Qué se viene para Ikelós en el corto, mediano y largo plazo?

Diego: En el corto plazo, lanzar el disco (todo post estado de pandemia) y volver a los escenarios. Del mediano y largo plazo prefiero no hablar hasta tener confirmadas algunas gestiones que estamos haciendo.

Jaime: El lanzamiento de “Tréla” con un show escénico especial, es lo más inmediato que podemos adelantar, lo que esperamos poder replicar a otras regiones en un mediano plazo.

Ya estamos acoplados y definidos, por lo que podemos asegurarles que en el largo plazo, solamente será disfrutar de las nuevas historias que prepararemos, hasta que alguien logre morir en las garras del dios de las pesadillas… que Ikelós los visite.

Revisa el single ‘Voices in my head’ a continuación:

Carla Grandón

By Carla Grandón

Periodista, viajera, melómana, amante del rock clásico y el Heavy Metal.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *