El pasado 22 de marzo se cumplieron 59 años de la publicación de “Please Please Me”, disco debut de The Beatles. El LP lanzado en 1963 marcó el inicio de la histórica carrera del grupo formado por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

Marcado por las influencias del rock and roll y el merseybeat inglés, “Please Please Me” ofrece un disco plagado de armonías vocales, canciones románticas, melódicas e incluso bailables.

El disco tiene 14 canciones, de las cuales seis son covers y ocho son totalmente originales del dueto compositor entre Lennon y McCartney. Dato curioso es que este es el único trabajo de la banda en donde las composiciones están acreditadas a McCartney/Lennon, lo que luego se invertiría permanentemente a Lennon/McCartney.

El catálogo del disco es básicamente una interpretación de lo que la banda tocaba en el  The Cavern, por lo que se podría decir que The Beatles las sabían al revés y al derecho. Cabe resaltar que todo el disco se grabó en un día.

Please Please Me” abre con “I Saw Her Standing There”, un rock and roll bailable,  movedizo y explosivo, en donde Harrison se luce con un tremendo solo de guitarra. “Misery”, segundo track del álbum, muestra a un Lennon melancólico llorando por un amor no correspondido. El productor de la banda George Martin toca el piano.

Las siguientes tres canciones son covers de otros artistas. “Anna (Go to Him)”, donde Lennon repite la voz cantante, seguido de “Chains” y “Boys”, en donde cantan Harrison y Starr respectivamente.

Ask Me Why” ya era conocida, pues se había publicado como lado B de la canción que da nombre al álbum. “Please Please Me” es un rock and roll clásico a estas alturas. La armonía entre John y Paul es de lo mejor de la canción, junto a la batería de Ringo.

El lado B comienza con “Love Me Do”, que fue el primer sencillo publicado por The Beatles, el año anterior. Pese a su simpleza, es todo un himno de los de Liverpool. “P. S. I Love You” es otra canción romántica, esta vez cantada por Paul.

Luego viene “Baby It’s You”, un cover que, probablemente, es más reconocido que su versión original. “Do You Want To Know a Secret”, original de Lennon y McCartney, pero interpretada por Harrison, es un tema melódico y disfrutable.

A Taste of Honey” es un cover que The Beatles interpretaba a menudo en The Cavern. Lennon odiaba esta canción, llamándola “A waste of money”. “There’s a Place” a pesar de ser la penúltima canción del álbum, fue la primera en grabarse en esa maratónica sesión de doce horas.

El tema que da cierre al disco es un cover, pero la versión de los “Fab Four” es icónica: “Twist and Shout” nos muestra una explosividad en todo ámbito, especialmente en la voz de Lennon, que ya no podía seguir cantando producto de un resfriado que le afectó a la garganta. Ésta fue la última canción en grabarse (por lo recién mencionado) y se logró en sólo una toma.

A menudo suele a mirarse en menos los primeros trabajos de The Beatles, ya que los últimos los superan mucho en términos de calidad, creatividad e instrumentación. De todas formas, “Please Please Me” es un sólido debut para unos Beatles que iban a conquistar la música como la conocía el mundo en ese entonces, y cuya influencia existe hasta el día de hoy.

Un disco acorde a su tiempo pero totalmente disfrutable, que muestra todo el talento que los jóvenes Lennon, McCartney, Harrison y Starr tenían, y que abría muchas expectativas al futuro de la banda, lo que hoy en día ya es historia pura.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.