Encasillar a Kate Bush es prácticamente imposible. ¿Rock?, ¿Pop?, ¿Experimental?, ¿Progresivo?, ¿New wave? Lo cierto que quizás podemos hacer es mezclar eso, colocarlo en una licuadora y saldría Kate Bush, algo así como un propio estilo propio. Hay gente que la encasilla en art pop, cosa que hasta que apareció su música. 

Podemos clasificarla como una de las artistas femeninas más importantes de los últimos 40 años, como compositora, cantante, actriz, cuentista en sus letras. Influencia de muchas y muchos artistas (Angra con su gran cover “Wuthering Heights”, por nombrar uno)

Descubierta por David Gilmoure de Pink Floyd a sus cortos 17 años, donde le consiguió su primer contrato en una disquera (EMI) donde logró entrar en los charts del Reino Unido con el disco “The Kick Inside” el cual causó un revuelo tremendo.

Kate a sus 12 años aproximadamente tenía compuesto alrededor de 50 canciones, las cuales varias de ellas las ocupó en su disco debut como también “Lionheart”, el cual se le considera una continuación de “The Kick Inside”. 

Luego en su tercer disco “Never For Ever” es en donde me voy a centrar, donde Kate tomó el control de su obra ya no tomando las canciones compuestas de cuando era una niña sino que creando canciones totalmente nuevas para este disco, que se puede decir que da un nuevo comienzo para esta artista tan prolífica.

Este álbum tiene una particularidad ya que se usó un Fairlight (el primer sintetizador de sonidos) que hasta la fecha sólo lo tenía Peter Gabriel (Genesis) que fue la primera persona en tenerlo y utilizar. Gabriel se lo prestó a Kate Bush, el cual sería un instrumento sumamente importante en gran parte de su carrera. Con un total de 11 canciones, lo transforma en un disco innovador, con influencias de Peter Gabriel, música del mundo, rock y un sinfín de matices que la caracterizan en sus obras. 

El disco la componen 11 canciones en el cual podemos encontrar “Babooshka”, la canción que abre el disco, con un coro extremadamente pegajoso, con melodías extraídas de la música docta, incluso matices del folk. A ésta además se le suma un videoclip minimalista pero atrapante, donde se le ve al lado de un gran violoncello bailando. 

Sus videos brillan por sí solos pero ya esto daría para otro análisis exhaustivo de su obra. Luego, las delicadas “Delius (Song of Summer)”, “Blow Away (For Bill)” y “All We Ever Look For”, donde podemos apreciar su gran calidad vocal, con sonidos sumamente llamativos que nos transportan en atmósferas sumamente frescas e innovadoras que hasta el día de hoy se escuchan llamativas. 

Egypt”, una canción experimental, que roza con lo extraño y progresivo (con esas melodías de teclados). Es aquí donde se muestran el nivel compositivo en el cual se encontraba Kate en esos años, lo cual sigue pareciendo extraordinario hasta el día de hoy. 

Después nos arremete con uno de los puntos álgidos del disco “The Wedding List”, una canción de venganza, tragedia y clásica de teatro. Al ver el video puedes apreciar el nivel actoral de Kate Bush que hace aún más atractiva la canción, que a simple escucha ya destaca por todos esos matices teatrales que la componen y de entrada queda clavada en nuestro oído.

Violin”, quizás una de las canciones más agresivas y más rockeras de este disco. Con un ritmo trepidante, donde Kate comienza a mostrar todos sus matices en su canto, pasando por tonalidades operáticas, hasta el poder del rock

Luego ya llegando al final con “The infant Kiss”, “Night scented  stock” , “Army Dreamers” y “ Breathing” van cerrando este disco redondo en todo. Me centro en esta última canción “Breathing”, un tema de lo más experimental tanto en el video como en la canción, evocando ritmos y letras extrañas sacadas del útero (si ven el video se puede ver el porqué) y podemos notar la clara influencia al menos de esta canción en la música de Björk por su experimentación en lo estético como también en lo sonoro. 

Con este disco uno podría empezar fácilmente a conocer a la artista ya que es uno de sus discos más homogéneos, donde podemos captar toda su esencia de forma íntegra. Un material que merece más de una simple escucha para sentir y digerir todo lo propuesto por la artista. Si te gusta este disco lo más probable es que te guste toda su discografía.

 

Aquí algunos videos:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.