El Hipódromo Chile se transformó en un ambiente de fiesta lleno de música, cerveza y mosh.

Uno de los festivales más esperados de este año, que ha sufrido tantos cambios en sus fechas debido a la pandemia, el día de viernes se dejó bien en claro que había valido completamente la pena esta larga espera.

El festival comenzó temprano, con La Combo Tortuga abriendo dicha jornada, sin embargo, cuando la gente comenzó a llegar más en masa fue para la presentación de las 6 de la tarde en la cual le tocaba a la banda local, Los Miserables.

Foto por: Ricardo Byr

Los Miserables dieron un show rápido y conciso, con pocas pausas y sus más clásicas canciones, con un hipódromo casi lleno y las personas comenzando a saltar para poder llegar más delante de sus ídolos, todo el festival se llenó de los coros de las canciones de la banda chilena, reconociendo toda su trayectoria y dejando la vara más que alta para las bandas que venían a continuación. Algunas de sus canciones más emblemáticas que nos dieron para escuchar fueron “Leo Catán”, “El origen de la violencia”, “El crack”, “Tu alma mía” y destacando los covers de Kortatu y la Polla Records.

Otra de las bandas más esperadas era Molotov, que tenía la intención de dejar el ambiente más que listo para Ska-P, en un ambiente donde a penas podías moverte, la gente pasaba e iba hacia los lados, adelante y atrás, tenías que afirmar con fuerza tu lata de cerveza o te la iban a tirar, lo típico de un show de esta magnitud, si no afirmas bien tu bebestible, pues te compras otro (lo cual dolía al bolsillo).

Nos entregaron clásicos como “Frijolero”, “Puto”, “Gimme the Power” y muchísimos más, dejándonos más que preparados para lo que se venía… porque venía una estampida.

Foto por: Ricardo Byr

Pero antes de hablar de la estampida, quisiera recalcar que a mi parecer lo más increíble del día viernes fue la disposición de las personas a pasar un día fantástico, lleno de alegrías, sacarse fotos y sonreír con desconocidos. Había un sujeto vestido de plátano, no sé por qué, pero me pareció digno de ver en un festival de esta magnitud, demostrando que se venía a sonreír en comunidad, cuando hacías la fila para comprarte una cerveza, entablabas conversación con la persona de en frente de porqué los precios de una lata tan pequeña era tan caros, te preguntabas si viniste al Festival Maleza o al Lollapalooza, pero aun haciendo la fila y comprando de todas maneras ya que era justo y necesario para la ocasión.

La estampida estaba cerca y después de Molotov sólo se podía esperar, no había tiempo de ir al baño o comprarte algo, venía la banda que todos estaban esperando y como fanático necesitabas estar más adelante y cantar a todo pulmón. Después de un tiempo aproximado de 25 minutos las pantallas del festival cambiaron y dieron inicio a este plato fuerte con la intro de “Guillermo Tell: Obertura”.

Foto por: Ricardo Byr

Una vez acabada la intro comenzó el cielo o infierno como le quieras llamar, una cosa era segura, era una “Estampida”, saltos, empujones, golpes, era una locura como comenzaba Ska-P con la primera canción de su show y todo Hipódromo Chile cantando al unísono cada una de las canciones, no había ninguna canción que el público chileno no se supiera de la banda española.

Foto por: Ricardo Byr

Aquí no habían clásicos ni canciones más famosas que otras, todas, pero absolutamente todos los temas de Ska-P fueron cantandos de principio a fin por un eufórico Chile que había estado esperando esta oportunidad por tanto tiempo. Era mi primera vez escuchando en vivo a una banda que cuando pequeño escuché horas y horas, que a día de hoy entiendo que su mensaje de lucha es más que sólo buena música, su mensaje es permanente y a través de los años para que se siga haciendo voz de lo que ocurre en nuestro planeta.

“De escenario en escenario, por el mundo entero, años y años cantando esta canción, años y años que el estado terrorista de Israel sigue ocupando Palestina (…) Para eso estamos los pueblos Chile, para estar al lado de otros pueblos, viva Palestina libre, ¡A la Intifada!”

Este es uno de los muchos mensajes que nos entregó la banda, que la lucha continúa, que nuestro pueblo ha sido ejemplo para otros pueblos con el estallido social, son conscientes y nosotros también para que la dignidad sea algo por lo que no se tenga que rogar.

“Hasta que la última persona de este mundo viva con dignidad, la lucha, no acabará, la lucha continúa Chile, han dado un ejemplo al mundo de dignidad, desde lo más profundo de mi corazón gracias, gracias a Mis Colegas.”

De principio a fin, la banda española nos reconoce y nos entrega un show perfecto, era un respeto mutuo, ellos nos consideraban personas y no simples fanáticos, saben por lo que ha pasado este país y expresan abiertamente sus sentimientos a través de sus canciones, el apoyo recibido.

Reiterando que, no hubo canción que no se cantara por parte del público chileno, los mosh no tenían fin, era una locura que a todos nos unía. Ska-P, Chile te adora y los estaremos esperando más que listos para cuando vuelvan. Insistimos.

Set-List:

  • 1.- Estampida
  • 2.- El Gato López
  • 3.- Mestizaje
  • 4.- Jaque al rey
  • 5.- Eres uno más
  • 6.- Cannabis
  • 7.- Abolición / Vergüenza
  • 8.- Mis colegas
  • 9.- Crimen sollicitationis
  • 10.- Romero el Madero
  • 11.- Ska-Pa
  • 12.- Estimado John
  • 13.- Colores
  • 14.- Niño soldado
  • 15.- Intifada
  • 16.- Canto a la rebelión
  • 17.- McDollar
  • 18.- Kasposos
  • 19.- A la mierda
  • 20.- El vals del obrero
  • 21.- Rayo Vallekano /Como un rayo/Insistimos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.