El pasado 25 de junio se cumplieron 25 años de “Fome”, el cuarto disco de la banda nacional Los Tres. A menudo es referenciado como el mejor trabajo del conjunto comandado por Álvaro Henríquez, y la verdad es que tiene varios argumentos para serlo.

Para entender lo que fue dicho lanzamiento, hay que tomar en cuenta que dos años antes de su publicación, en 1995, los nacionales habían hecho su mítico Unplugged para MTV, lo que los dejó marcados con el sonido acústico que ese show presentó. Es por eso que, por dos años, las canciones del desenchufado fueron de las que más tocaron en sus posteriores conciertos. Era necesario un cambio.

Fome” tiene como característica un sonido explosivo, agresivo, oscuro, rockero y variado. Se experimentan varias sensaciones cuando se escucha el álbum. La música habla por sí sola, siempre con la impecable interpretación de Álvaro Henríquez, Roberto “Titae” Lindl, Ángel Parra y Pancho Molina.

En “Fome” se pueden encontrar himnos de nuestro rock, y por supuesto, de Los Tres, como lo son “Bolsa de Mareo”, “Olor a Gas”, “Jarabe para la Tos”,  “Silencio”, y por supuesto, la legendaria “La Torre de Babel”. Pero también hay otros temazos como “Toco Fondo”, “Antes” y “Libreta”.


Ángel Parra, “Titae” Lindl, Pancho Molina y Álvaro Henríquez

Los sonidos de este insigne disco varían entre el rock alternativo, rockabilly, vals, entre otros sonidos, pero nunca dejando de lado que es un disco hecho en Chile.

Álvaro Henríquez a menudo cita “Fome” como su mejor trabajo. “Me siento orgulloso, porque es un álbum muy especial, estábamos todos muy concentrados y muy a gusto de lo que estábamos haciendo. Fue un trabajo bien completo a nivel de vibra y buena onda”, señaló en 2019 a La Tercera cuando la banda estaba celebrando los 22 años de su icónico álbum.

Para concluir, “Fome” se ha convertido en un imprescindible de nuestra música, principalmente por su trascendencia en el tiempo, su calidad musical e interpretación, sus legendarias canciones y cómo se ha vuelto un ícono popular. 

Hablar de este disco es situarlo entre los grandes álbumes de nuestro rock, a la altura de clásicos como “Alturas de Machu Picchu” (Los Jaivas) y “La Voz de los 80’” (Los Prisioneros). ¿El mejor de Los Tres? Puede ser, pero nos interesa tu opinión, ¡déjala en los comentarios para debatirlo!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.