Para hablar de la visita de la banda trasandina Arde la Sangre a Chile la semana pasada, en primer lugar, hay que contextualizar. Arde la Sangre es un proyecto nuevo, pero con mucha historia. Nacidos en plena contingencia global, la banda vio la luz a comienzos del 2020 y recién en mayo del 2021 la gente nos acercamos a su sonido, “El Comienzo” un EP de cuatro canciones registrado en vivo.

 ¿Por qué decimos que es una banda con historia?, pues claramente por sus integrantes. Liderada por Marcelo “Corvex” Corvalán (A.N.I.M.A.L.) y Hernán “Tery” Langer ambos procedentes del disuelto Carajo.

 Con estos antecedentes podemos agregar que no es primera vez que Corvex se hace cargo de levantar un edificio desde las cenizas. De alguna forma lo hizo al fundar Carajo, proyecto con el que llegó en dos ocasiones a ser nominado para el Grammy Latino, en categorías de rock. Después de desvincularse de otra institución de la música latina, A.N.I.M.A.L. Pocas veces nos topamos con tanta resiliencia y entrega en el rock en español y claramente Arde la Sangre, es una muestra más del adn que corre por las venas abiertas de Corvex y Tery, quienes de la mano de Luciano “Tano” Farelli (guitarras y teclados) y Nacho Benavides lanzaron el 2021 la tremenda placa “La Cura”.

 La visita a nuestro país

¿Por qué una banda con un rodaje tan reciente ya visitó nuestro país? Esta es otra parte importante de contextualizar. Las redes sociales hoy son una ventana de cercanía entre las bandas y sus fans, pero también entre proyectos artísticos de lugares distintos. Es así como los nacionales de Alectrofobia se contactaron con la gente de Arde la Sangre y les propusieron una mini gira en conjunto. 

La propuesta fue, al parecer, difícil de rechazar. Cinco ciudades (Concepción, Valdivia, Puerto Montt, Temuco y Santiago), viaje en carretera y mucho rock. Si no te suena a road movie de comienzo de los 90’s, tenemos un pequeño desfase generacional. Los argentinos aceptaron la invitación y al parecer solo faltaba un ingrediente más para inyectar esta vacuna que recorrió nuestro territorio la semana pasada. El ingrediente se llama Parasyche, el proyecto liderado por Nico Borie, se sumó y empezaron el ruedo. 

16, 17, 18, 19 y 20 de junio fueron las fechas. Con un equipo de producción reducido, con mucho talento y prolijidad, con mucha cercanía y con ganas de verlo arder todo, las tres bandas recorrieron muchos kilómetros de nuestro territorio, llenando de energía, rabia y buena música a nuestro país. Estacionándose en Santiago el pasado lunes en Matucana 100, donde, desde las 20 horas, las calles de asfalto se llenaron de energía, aportada por la sangre de las agrupaciones, que empapó los oídos y los cerebros de los asistentes, quienes ardieron de tanto saltar y corear en esta fiesta del rock y el metal.

 Parasyche

Cristian Madariaga @rockup_midnigth

Puntualmente y con un sonido envidiable, la banda santiaguina se paró para recibir a los asistentes que poco a poco iban acercándose al escenario instalado fuera del centro de eventos. A pesar del frío, uno a uno llegaba y empezaba a mover su cabeza, dejando en claro que el potente metal de Parasyche no se andaba con cuentos. 

La banda formada por Matt B.C., Chris Crowler, Nico España y el conocido Nico Borie, tocó genial, canciones oreja, con una tremenda ejecución. Nos quedamos con gusto a poco, lo cual siempre es un piropo para cualquiera que le toque, la difícil misión, de abrir una jornada que prometía tanto. Creemos que estamos viviendo un momento particular en Chile, donde la música está profesionalizándose en muchos aspectos: técnicos, puesta en escena, ejecución y claramente los chicos de Parasyche son parte de esta ola, que ojo no es pequeña y que pronto no habrá cerco mediático que pueda pasar. Nos carga poner nota, así que diremos que se lucieron.

 Alectrofobia

Cristian Madariaga @rockup_midnigth

Sin duda una de las bandas del momento. Buenas canciones, entrega, simpatía y corazón. El trío salió con lo suyo y, ¿sabes? Estuvo increíble. Alonso Cabello en la batería, Rudy San Martín en la guitarra y Gerardo Elgueta en el bajo y en la voz. Salieron a escena y desde el segundo uno, dejaron en claro que no eran teloneros, sino los dueños de casa. Como anfitriones organizaron la fiesta, pusieron las luces y prepararon la casa para la torta del cumpleañero. La gente lo sabía y cantaron con ellos cada una de sus canciones, saltaron y no perdonaron nada, se conectaron con su público. Muchas veces uno ve historias de videoclip, donde el público es parte protagonista del show y por ende los vocalistas se acercan y se entregan a ellos.

Pasó la fría noche del lunes, gratificante ver tan sincera conexión entre la cancha y el escenario. Alectrofobia debería ser uno de tus panoramas si aún no te has topado con ellos: rock alternativo, pop y punk envuelto de melodías y el carisma temuquense. Tremendos.

Arde la Sangre

Cristian Madariaga @rockup_midnigth

Ya no quedaba frío en la piel, solo sed de rock y Arde la Sangre no se hizo esperar. En una coordinación perfecta se subieron pasaditas las 22 horas al escenario, y de las cenizas salió un ave ensangrentada que desvistió a más de algún fanático. Cabeceos, saltos, gritos y coros. La gente entregó sangre por sangre. El show fue una transfusión mutua entre un Santiago que esperaba con cariño el regreso de Corvex y Tery, como una brava barra que espera con ansias ver a su equipo pararse en un clásico y meter el primer gol. 

Tery abrió la noche con su guitarra y las canciones cayeron una a una como una lluvia caliente. Letras maduras, conjugadas con interesantes melodías, rapeos y gritos. Post metal, nu metal, punk, hardcore, así es el sonido de los bonaerenses.

Recorrieron su historia no solo con este proyecto, con una vida de música plasmada en la memoria de los asistentes, avisando que si cada proyecto tocado anteriormente por Marcelo ha sido grande, Arde la Sangre nació desde ahí y viene por más. Hijos del Dolor, Rebelión, Fiebre, República Perdida, Todo es Vanidad, Modo Perverso, Libres, Chico Granada, Un día de furia, Lástima, El nuevo Camino del Hombre, Industria Asesina, Fuego del Cielo, El Error y Killing In The Name. Himnos que se corearon arriba y abajo del escenario, tan familiar y cercano, fue todo que como cierre se invitó a Nico y Gerardo participaran en varias canciones. Un carrete de barrio se movió, por nuestro país, esta semana y la noche del lunes cerró descorchando el mejor tinto sabor a sangre. 

Ojalá vuelvan pronto y podamos ver más de esto, por mientras nos quedamos con nuestros queridos Alectrofobia y Parasyche, que siguen descorchando por nuestro territorio.

Galería | Arde La Sangre en Matucana 100

Avatar photo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.