Los Premios Pulsar volvieron a la presencialidad, en gloria y majestad. Y es que la gran mayoría de los protagonistas de la música chilena se dieron cita en la Estación Mapocho, lugar amplio e icónico (aunque algo helado) que recibió esta ceremonia.

Desde la entrada ya se veía el buen ánimo, con los nominados posando para los fotógrafos y hablando con los medios. En nuestras redes puedes ver declaraciones de muchos de los grandes invitados y protagonistas de la noche, como Violent Passion Surrogate, Profano, Delta, América Paz, los ganadores Overtoun y Tsunamis, el legendario Carlos Cabezas y más.

La ceremonia se realizó en la parte alta de la estación, en el hall luego de la entrada principal, y fue televisada por La Red, siendo conducida por el animador Eduardo Fuentes. Además, fue cubierta en su totalidad por Radio Bío-Bío. El espectáculo comenzó con un gran show de Francisca Valenzuela, acompañada por el tremendo Cristobal Orozco en batería y por Valentín Trujillo en teclado. Además, apareció como invitada Cler Canifrú, para hacer rugir a su guitarra en un apasionado solo.

Entrando de lleno en los premios, la primera categoría presentada fue la de Mejor Artista Pop, que ganó Camila Moreno. Lamentablemente, por tiempo, no todas las categorías se presentan aquí, y algunas son resueltas con anterioridad, las cuales igual se presentan en un video con un saludo de los ganadores. Entre éstos, destacamos a Ernesto Holman, el bajista que se destaca creando música que fusiona lo originario con lo vanguardista, ganó en Instrumentista del Año.

Destacable es que los premios a Mejor Artista Rock y Mejor Artista Metal ahora sí entran en la transmisión principal, después de haber sido relegados en otras ocasiones. Retoman el lugar que merece esta música visceral, y los primeros en ser anunciados fueron los cultores del metal, premio presentado, en una grabación, por los ganadores del año anterior, Lapsus Dei. Overtoun se quedó con el galardón en una competencia que se anticipaba muy reñida, gracias al gran disco “This darkness feels alive”. Por el lado del rock, los ganadores fueron los experimentados Tsunamis, muy laureados con su disco “7 mares”. La emoción se tomaba la noche en cada intervención.

Destacamos también el premio al Fomento y Desarrollo de la Música Chilena, otorgado al histórico locutor Pirincho Cárcamo, quien agradeció mediante un video, siendo ovacionado por todos. Además, el libro “200 discos de rock chileno”, reseñado por Rock Legacy, ganó en la categoría Mejor Publicación Musical Literaria

La ceremonia tuvo un masivo homenaje al clásico “Café del cerro” con contemporáneos de la época y artistas influenciados en generaciones siguientes. La categoría Disco del año la ganó Camila Moreno, gracias a “Rey” y la misma artista cerró con un show junto a Francisca Straube de Rubio, lleno de potencia y desenfreno.

Hacen falta estas instancias, y se extrañan cuando no están. Calidad hay de sobra, y todos los artistas con quienes pudimos hablar coincidían en que el nivel de la música chilena es altísimo. Toda música conlleva un duro trabajo detrás, nos recordaban los músicos de Profano, y que ese trabajo reciba su retribución una vez al año, es lo mínimo que esperamos. Que siga la fiesta.

Chequea la galería fotográfica pinchando acá.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.