El pasado sábado 10 de septiembre, Destruction se presentó en Teatro Cariola, Santiago, y esto sucedió.

La jornada se inauguró con Nefastor. La agrupación de death metal comenzó con una ceremoniosa intro musical que preparó lo que se venía, un comienzo con bastante energía. Rápidamente logran ir captando la atención de los asistentes que no dudaron en cabecear ya sonando la primera canción, “Calls from beyond”. En el segundo tema, “Hate in the night”, el mosh se toma parte del lugar, y que continúa con las siguientes canciones, dejando ver una conexión entre los presentes y la banda. Los jóvenes, con un demoledor sonido y gran dominio del escenario, demostraron que, la gran tarea de abrir un evento de esa índole, fue un desafío totalmente conseguido con creces.

Foto por: Reiner González

El siguiente turno estuvo en manos de Dominio, provenientes del valle del Aconcagua que, si mal partieron con algunas dificultades técnicas, rápidamente se posicionaron sorprendiendo con una apuesta diferente al ser de un género heavy metal, ayudando a calmar un poco los ánimos antes de toda la locura que depararía el resto de la noche.

Foto por: Reiner González

La banda encargada para preparar la antesala para el plato fuerte de la noche fueron los legendarios Disaster. La agrupación de thrash metal con 20 años de trayectoria desde su creación, comenzó con toda la potencia que los caracteriza, la cual no dejó indiferente a nadie y rápidamente aparecieron los primeros mosh, seguidos de varios fans que coreaban cada una de sus canciones y cómo no, al ser una banda consolidada en la escena thrash nacional. El 4° tema “Criaturas del mal”, encendió aún más los ánimos de los asistentes, que no titubearon en sumarse a la revuelta del medio para disfrutar ese momento.

Foto por: Reiner González

Y por supuesto que, al tocar “Motosierra del infierno”, la canción más célebre, el vocalista Alejandro Alfaro fue en busca de su motosierra característica, la cual movía de manera coordinada al ritmo de la música junto a sus compañeros por guitarras, bajo y motosierra, para después anunciar que aquella presentación sería la última del bajista de la banda, dejándose ver el apoyo espontáneo de los asistentes con aplausos y cervezas empinadas para despedirlo como se debe. Sin duda dejaron el ambiente ideal para recibir a los más esperados de la noche.

La primera aparición fue de Randy Black, el baterista, quien llegó para comenzar la prueba de sonido y el público reaccionó rápidamente con una ovación, pero aún no llegaría el momento tan ansiado, las pruebas tenían que continuar por un rato más. Y luego de algunos minutos se hizo ver el resto de la banda, comenzando puntuales con el horario puesto en la programación: 21:00 horas. Su gloriosa entrada partió con “Diabolical”, el tema más característico y que da nombre al disco que se está promocionando en esta gira, empezando con todo el power y cumpliendo con las expectativas de un público que no esperaba menos. El segundo tema “Death trap”, del primer álbum Infernal Overkill mantuvo a la gente bastante energética, sabiendo que se vendría una ola de los temas más queridos por los seguidores. Y así fue, llegando el turno de “Nailed to the Cross”, uno de los clásicos más escuchados de la banda teutona que empezó a enloquecer a los fans coreando la canción del álbum lanzado en el 2001, The antichrist.

Foto por: Reiner González

Avanzaron al disco “Born to perish”, del 2019, con el tema más emblemático de aquella pieza y que cuenta con el mismo nombre, para posteriormente ir a uno de los clásicos más importantes que los consolidó como banda “Mad Butcher”, que con sus primeros acordes ya obtuvo reacciones del público que sabía lo que se venía.

Los temas míticos siguieron presentes, demostrando lo mejor de su trayectoria con las canciones “Life without sense”, del segundo álbum Eternal devastation; “Release from agony” del disco que lleva el mismo nombre, e hicieron una vuelta al álbum de estreno con “Repent your sings”, a lo que le siguió “Tormentor” del primer disco y que terminó con un momento de juego entre los guitarristas Damir Eskic, Martin Furia y el público, mientras Schmier deja el escenario por un instante, para luego volver con “Eternal ban” lanzado en el año 1986, animando a los asistentes aún más; seguido a ese se escuchan sonidos de motosierras, característico de “The butcher strikes back”, que no puede faltar en los conciertos de los alemanes.

Foto por: Reiner González

Continúan con “Tormented soul”, también de los nuevos de la agrupación thrash, siguiendo con “Total desaster” que forma parte de los comienzos en Sentence of death, el primer EP que lo catapultaría a futuro como parte del «Big4» alemán. Una pequeña pausa deja escuchar los primeros acordes de otro gran emblemático que se venía y que tuvo rápidas respuestas de los espectadores, “Curse the god”, recibido con saltos y un mosh aún más grande. El penúltimo tema se hizo presente: “Thrash till death” otro de los más escuchados de la banda, y que finalizó con unas palabras de Schmier que demostró el gran cariño que ellos le tienen a nuestro país. El cierre se lo llevó “Bestial Invasion”, para despedirse con potencia, y hacer de esta noche, algo inolvidable. El dolor de cuello valió cada cabeceo.

Galería | Destruction en Teatro Cariola

2 thoughts on “Review | Destruction en Santiago: una legendaria trayectoria”
  1. Hola, hay algunos errores en el review de DISASTER, la banda tiene 20 años de trayectoria, no 11, y nuestro vocalista se llama Alejandro Alfaro, Juan Carlos Muñoz dejo la banda el año 2007, favor corregir dicha información.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.