La histórica banda de black metal prepara su arribo a Chile, en su último regreso a la vida de los varios que ha tenido desde su ruptura en 2001. Y es que Ihsahn (voz y guitarra), Samoth (guitarra) y Trym (batería), los músicos de Emperor, fueron mirando hacia distintos lados, desembocando en un final empujado por sus distintas visiones e intereses musicales en ese momento.

Si tomamos en cuenta que al formar Emperor, Ihsahn y Samoth apenas bordeaban los 17 años, es natural que con el tiempo fueran cambiando personal y musicalmente. En sus primeros años, mostraban mucho compromiso con el inner circle del black metal, famoso por algunas acciones blasfemas como quemar iglesias. 

Con compinches como Varg Vikernez de Burzum y Euronymous de Mayhem, no extrañaba ninguna de estas acciones, y fue durante la investigación por el asesinato de este último, que quedaron al descubierto las acciones incendiarias de Samoth. También un escabroso incidente de Faust, baterista de la banda en ese tiempo, quien asesinó a un hombre que, según su versión, lo habría atacado intentando abusar sexualmente de él. 

Sobre sus inclinaciones satánicas, Ihsahn mencionaría, en entrevistas dadas años después, que eran principalmente cosas de adolescencia. Por supuesto, aquella búsqueda evolucionó y desembocó en su admiración por Friedrich Nietzsche, el filósofo alemán que pregonó una fuerte crítica a la religión y a la moral cristiana, y que influenció los tópicos (y la portada) de su disco “Eremita”.

Aunque en 1995 Samoth e Ihsahn seguían firmes con el black metal de la mano de Zyklon-B, banda formada junto a miembros de Satyricon y Dødheimsgard, en paralelo a su banda madre, los intereses musicales de los miembros de Emperor fueron enriqueciéndose y divergiendo hacia distintas corrientes. Por un lado, Samoth y Trym formaron Zyklon (no confundir con la mencionada Zyklon-B), en donde entraron de lleno al death metal, agregándole sonidos black e industriales, editando producciones discográficas con mucho blastbeat.

La mente de Ihsahn fue siempre inquieta, iba y venía, pensaba acerca de la integridad de la escena black metal y sus motivaciones personales, que corrían el cerco tanto en sus escritos como en su composición, y así, formó Peccatum, junto a su esposa y el hermano de ésta. Peccatum era una banda totalmente vanguardista, con sonidos black metal, pero también progresivos, industriales y góticos, que le entregaban una sonoridad única.

La banda noruega editó cinco trabajos antes de disolverse, y dejó en claro que los caminos de Emperor dividían a sus integrantes hacia distintas direcciones musicales. En 2001 la histórica banda editó su último trabajo: “Prometheus: The discipline of fire & demise”, compuesto en su totalidad por el vocalista. Fin de la historia (hasta el momento) e Ihsahn pudo concentrarse en Peccatum, hasta su fin en 2006, cuando ya pudo enfocarse por completo en su carrera solista.

Ihsahn, como proyecto solista, debutó con el disco “The adversary” en abril del 2006, el cual seguía llevando su música oscura hacia pasajes progresivos y vanguardistas. Al año siguiente se editó “angL”, y en 2010, el maravilloso “After”. Al día de hoy, cuenta con 7 discos en su carrera solista, superando por tres los discos de estudio con Emperor, y contando con invitados como Maikel Akerfeldt, Devin Townsend o los músicos de Leprous en ciertas formaciones en vivo, todos artistas nacidos en el metal, pero que alcanzaron renombre por su originalidad y por estirar los límites del estilo.

Emperor se ha reunido para girar en diversas ocasiones, para felicidad de todos sus seguidores, incluidos los que estamos esperando acá en Chile, pero esperar otro disco de estudio parece absolutamente una quimera. No están en la misma sintonía para crear como banda, pero sí que lo pasan bien actuando en vivo. En una entrevista con Kerrang! el 2020, hablando acerca de reunirse con sus antiguos compañeros, Ihsahn expresó que: “Al principio estaba un poco temeroso… ¿Puedo apuntar a esa energía de ser un adolescente y crear esta música? Y noté rápidamente, cuando empezamos a tocar las canciones, que está impreso en tu memoria y en tu columna vertebral… se siente natural, aunque no pueda relatar las líricas del mismo modo, pero en otro nivel, aún puedo conectar con los mismos sentimientos existenciales”. Que se sienta natural, y que esta comunión en vivo oscurezca el ambiente, ilumine las almas y destroce los cráneos en uno de los shows más esperados en años.

Emperor se presentará este miércoles 18 de mayo en el Teatro Caupolicán. Aún quedan algunas entradas disponibles, por sistema Puntoticket.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.