Han vuelto Los Tres. Álvaro Henríquez, Titae Lindl, Ángel Parra y Pancho Molina vuelven a tocar juntos después de 23 años sin participar los cuatro en una misma grabación. Desde el anuncio de su anhelada reunión el conjunto penquista ya ha tocado en la Plaza de la Independencia de Concepción, la Plaza Ñuñoa, la inauguración de los Juegos Panamericanos y, por supuesto, la gira “Revuelta” que comienza en abril de 2024. Incluso, se publicó que lanzarán un box set son una reedición de sus discos en formato vinilo. Sin duda alguna uno de los reencuentros más esperados del último tiempo en la música nacional.

Desde 1987 a la fecha han creado himnos generacionales, como “Un Amor Violento”, “La Espada y la Pared” o “La Torre de Babel”, pero de estas canciones ya está todo dicho. Es por eso que quisimos hacer un ranking con grandes canciones de los oriundos de Concepción, pero visto de otra perspectiva alternativa, sin los grandes éxitos, con rarezas.

Es importante aclarar que este listado es totalmente subjetivo, y precisamente por eso, las canciones no se ordenarán en base al gusto personal, sino al orden cronológico de publicación.

El Haz Sensor (1991)

Durante el primer show de la reunión de Los Tres (el que fue en la Plaza de la Independencia de Concepción), Álvaro Henríquez dijo que “esta canción es súper Conce”, y tiene razón. Son 02:27 de puro sonido penquista. Mención aparte a lo que hace Pancho Molina con la batería en esta canción. Simplemente brutal.

Sudapara (1991)

Rockabilly del bueno. Original del disco debut de Los Tres, Sudapara es un tema que sin necesariamente ser un hit, se ha convertido en una parte fundamental de los shows del conjunto. Generalmente es la canción que abre los shows en vivo, como sus presentaciones en el Festival de Viña de 1996 y en la de 2014, además de su mítico MTV Unplugged de 1995. Tiene grandes momentos, pero personalmente me quedo con el memorable solo de contrabajo cortesía de Titae.

Amores Incompletos (1991)

Es curioso que en el primer disco de Los Tres esté “Un Amor Violento” y “Amores Incompletos”, casi como una suerte de yin y yang. Una habla de que nunca más podrá dormir o soñar con alguien que no fueras tú, mientras la otra dice que aún le penan los amores incompletos y que han turbado su mente y fusilado sus ganas. Poético. Fue interpretada en 2022 durante la gira “Rarezas”, siendo uno de los momentos más mágicos de los shows.

Gato por Liebre (1993)

Original de “Se Remata el Siglo”, segundo disco del grupo, “Gato por Liebre” cada vez se convierte más en un número infaltable de los shows del conjunto nacional. Incluso, hace un par de semanas su versión en vivo en Concepción fue lanzada como sencillo. Esta obra es notable por donde se le escuche.

Moizefala (1995)

Probablemente, y hablando desde un punto de vista totalmente subjetivo, estamos hablando de una de las mejores, sino la mejor, canción de Los Tres. La calidad instrumental y las letras y voz de Henríquez en esta pieza son realmente magistrales. “Esperando cartas de amor, que sin luz son sólo ilusión, se que las escribe el dolor, palabras que me dejan sin voz”, dice el coro, como para que se hagan una idea. Este bello tema se ha instalado con creces en el ADN de los fanáticos de la banda de Concepción.

Toco Fondo (1997)

Es difícil hablar de canciones de “Fome” que no sean himnos. Aún así, “Toco Fondo” debería ser más reproducida por el público, ya que es una gran canción. Lo que hacen las guitarras y el bajo cuando la canción empieza, y luego la batería, son sencillamente geniales. Cuando espero agua ya no tengo sed.

De Hacerse Se va a Hacer (1997)

Inexplicablemente genial. En esta canción se puede escuchar el sonido de Los Tres en todo su esplendor, pero también se imprime todas las sensaciones que “Fome” expresa. Tiene sonido pulcro pero oscuro, rockero y a la vez variado. La ejecución es impecable, pero esto también tiene que ver, además de lo musical, lo lírico engrandece esta canción.

Libreta (1997)

Otra del “Fome”. La más rockera del disco, y de las más rockeras de Los Tres. Acá Pancho Molina y Titae se llevan la canción con la batería y bajo respectivamente. Los efectos distorsionados, la voz de Henríquez y la guitarra slide de Parra le dan a esta canción otro toque y una esencia poderosa si se le compara con el sonido tradicional y rockabilly del grupo. Palmas para Molina.

Feria Verdadera (1999)

De “La Sangre en el Cuerpo”, el último trabajo previo al receso de la banda en el año 2000. Habla sobre los cambios, el deseo de la transformación personal, lo que se ve reflejado en la frase “hago lo mejor para no ser el que era”. Las letras de esta canción poseen las metáforas que tanto caracterizan la lírica de Álvaro Henríquez. Un jumbito también para Roberto Márquez de Illapu, que toca la quena, el quenacho y el tiple en este tema.

La Sangre en el Cuerpo (1999)

La canción que da título al álbum lanzado a finales del siglo pasado. Acá el riff de guitarra con el bajo son los protagonistas de principio a fin de la canción. Los arpegios que hace Ángel Parra en el coro son muy buenos y la voz de Henríquez lo hace muy bien. Es la última canción del disco, y la última antes del receso de Los Tres, casi como poniendo el broche de oro a su discografía.

Dato curioso: La portada del disco muestra a un luchador profesional mexicano con una fan. Ese luchador es Rey Misterio Sr, tío del legendario luchador de la WWE, Rey Mysterio.

Esta fue una breve repasada por algunas de las grandes canciones de Los Tres. ¿Cuál es tu favorita?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.